Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘twitter’

Congresistas twitteros en The PoliticoSegún se ha podido leer en la prestigiosa revista norteamericana Politico, algunos miembros del Congreso de los Estados Unidos no han estado haciendo bien sus deberes parlamentarios. Aunque debería serlo, esta noticia, por sí sola, no resulta nada sorprendente, sobre todo para los ciudadanos españoles, acostumbrados (tanto que ya ni nos indigna) a las constantes ausencias de nuestros diputados de las sesiones plenarias. ¿Dónde está entonces lo novedoso de esta información? Pues en que esta negligencia, lejos de responder a los patrones habituales de conducta de los políticos, es una “negligencia 2.0”. Parece que la llegada de Obama, el presidente online por excelencia, también ha cambiado las formas de escaquearse del curro en las instituciones estadounidenses.

En los últimos tiempos, ya se venía detectando en el gremio de los representantes políticos (especialmente los más jóvenes) una insuitada tendencia a establecer vías directas de comunicación con su electorado por medio de las nuevas tecnologías. Se trata, como apunta el artículo de Politico, de una forma de comunicación vertical, de abajo arriba (“up-to-the-second”) en la que el legislador de turno expone sus ideas, razones y objetivos al vulgo a menudo sin esperar respuesta o atender las réplicas.

Politicos en TwitterEn cualquier caso, exista o no la bilateralidad que nos gustaría encontrar en esta nueva forma de comunicación política, parece del todo inadecuado que los mensajes a través de Twitter o redes sociales que se dirigen a la ciudadanía se escriban en horas de trabajo, cuando en teoría los políticos deberían estar atendiendo con interés a las intervenciones del resto de la cámara o, al menos, dando la impresión de que lo hacen. En palabras de Político, “aunque puede ser positivo para la gente recibir este tipo de comunicaciones desde el terreno que parecen decir “sabemos que estáis ahí”, los mensajes también parecen sugerir que los legisladores no siempre están plenamente inmersos en su trabajo”. En incluso aventuran la posibilidad de que este tipo de envíos no sean realizados por los propios congresistas, sino por alguno de sus asistentes.

Por supuesto, como se puede leer en el artículo, los acusados han encontrado distintas formas de justificar esta irresponsable conducta. Entre otras cosas, dicen escribir en los descansos o antes de que la sesión comience, a pesar de que el contenido de los mensajes parecen indicar lo contrario. Como en todo, hay quienes ven con buenos ojos esta práctica, como Andrew Rasiej, fundador de Personal Democracy Forum, para el que se trata de un avance hacia una “mayor transparencia y participación ciudadana, que probablemente conduzca a una mejor democracia” y que está abocado a ser “la norma y no la excepción” en el futuro.

Personalmente, me quedo con la opinión de la experta en protocolo Jacqueline Whitmore, para la cual “es un poco irrespetuoso hacia la persona con la que estás”. Por ejemplo, “cuándo te encuentras en una habitación junto al presidente de los Estados Unidos y al mismo tiempo estás en Twitter, ¿cuáles son tus prioridades?”. Pues eso me pregunto yo: ¿cuáles son las prioridades de los políticos? ¿Representar dignamente a sus ciudadanos, o llevar a cabo una buena comunicación que les convenza de que lo están haciendo?

Permítanme que deje para los comentarios la respuesta a esta pregunta. Yo, sinceramente, no soy capaz de contestarla.

Anuncios

Read Full Post »

Una de las máximas de la profesión que se aprende en todas las facultades de comunicación y aparece en todos los libros de estilo es que el periodista no debe ser protagonista de las historias que cuenta. Por ejemplo, el libro de estilo de Canal Sur, afirma en su apartado 2.3.2.3 que el profesional “no protagoniza la información y no debe erigirse como tal, salvo por causas ajenas a su intención, como un accidente grave o dificultades insuperables en su trabajo”. Admitiendo que esto es, en la gran mayoría de las ocasiones, un principio válido que los periodistas deben seguir, parece evidente que ni los académicos de las facultades ni los editores de estos manuales contaban al redactarlo con acontecimientos como el que es motivo del presente artículo: el III Congreso Internacional de Nuevo Periodismo, que ha tenido lugar en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón (en adelante, CCMI) de la extremeña localidad de Cáceres durante de los días 30, 31 y 1 de noviembre, con la presencia de SS.MM. los príncipes de España y una inmensa nómina de reputados profesionales del mundo de la comunicación.

Lo que Borja Ventura, director de Tinta Digital, comentaba en su blog personal acerca del Congreso, es una verdad como un templo: las conversaciones de pasillo, las cenas y las fiestas hasta despuntar el alba fueron en muchos casos más productivas para los periodistas asistentes que las propias ponencias. Las anécdotas y las curiosidades se fueron sucediendo y multiplicando a lo largo de los tres días, cobrando una importancia propia y probablemente mayor que las charlas pretendidamente “serias”.

No puede dejar de señalarse que, como es lógico, entre los protagonistas de un Congreso sobre Nuevo Periodismo también se incluyen los periodistas del futuro: es decir, los estudiantes de periodismo. Y es que hasta Cáceres se trasladaron alumnos de facultades de comunicación de la Universidad Carlos III, la Universidad Rey Juan Carlos o la Facultad de Comunicación de Sevilla, entre otras, animados por la perspectiva de conocer a sus referentes profesionales y hacer algunos contactos valiosos de cara al futuro. ¿Quién les iba a decir que incluso algunos de ellos acabarían siendo entrevistados por la prensa regional y podrían alardear ante sus compañeros de carrera de haber aparecido en las páginas del diario Hoy?

[…]

—————————————-

El artículo completo en la sección Medios de la revista Tinta Digital

Read Full Post »

Blogs, foros, chats, mensajes SMS, televisión en Internet y ahora Twitter: los dirigentes políticos hacen uso (¿y abuso?) de las nuevas formas de comunicación. Su objetivo (o incluso su obsesión) es claro, como explicó el investigador Dominique Wolton: “Los políticos que están bajo la presión mediática se imaginan que con estos nuevos medios de comunicación escaparán de la tiranía periodística y podrán establecer un vínculo directo con el público”. Prescindir de los medios para comunicarse prácticamente cara a cara con el elector potencial. Todo un sueño. Pero la práctica conoce sus límites: la multiplicación de los canales no significa una mejor comunicación política. Corre el peligro de derivar en un efecto de saturación.
Alain Juppé y Dominique Strauss-Kahn han sido los pioneros, con la apertura de sus blogs en 2004. El sitio de la asociación “Dèsires d’avenir” (“Deseos de futuro” en español), de Ségolène Royal ha jugado un papel primordial durante la batalla interna del Partido Socialista por la designación del candidato a la presidencia. Y Nicolás Sarkozy ideó durante la campaña el sitio NTSC para retransmitir los gestos y acciones del candidato. La comunicación de masas, pero dirigida, dispone ahora de una nueva herramienta (¿un gadget?), el Twitter.
Tras la apertura de los blogs, el descubrimiento de los chats y la popularización de los vídeos online, los políticos se han lanzado a la aventura de las redes sociales. Y Twitter es el más reciente instrumento en ponerse de moda para la comunicación.
“Me voy a Estrasburgo al periodo de sesiones. El jueves, el “sabelotodo” [Nicolás Sarkozy, N. de la R.] se jactaba de haber paralizado las huelgas en su país.” O también: “No entiendo por qué el Parlamento europeo está rodeado por las CRS [los antidisturbios franceses, N. de DaGOr] ante la llegada de Sarkozy. Creía que las huelgas desde ahora en adelante iban a ser inofensivas …” Este es el tipo de mensajes que el eurodiputado del PS Benoît Hamon [aquí su blog y su twitter, por cortesía de DaGOr] envía varias veces al día a su comunidad.
Pero no por teléfono, ni por correo electrónico, sino gracias a Twitter (“gorjeo” en español), un servicio al que puede acceder desde su ordenador. Maravillas de la tecnología moderna, esta herramienta le permite transmitir en tiempo real su agenda, sus pensamientos o su estado de ánimo. Basta con conectarse al sitio Twitter.com para postear un breve mensaje que será leído al minuto por todos los contactos de su red.
De este modo usted puede saber que, por ejemplo, el 26 de mayo Benoît Hamon estaba en Liubliana, y que el 17 de junio se manifestó en defensa de la jornada de 35 horas.
“La base de Twitter es la posibilidad de difundir entre todos sus amigos lo que está haciendo a cada instante. Eso es el microblogging”, explica Frédéric Coziz, consultor de innovación web.
Concretamente, los usuarios cuentan con 140 caracteres (aproximadamente el tamaño de un SMS) para decir lo que desee. Eso es tanto como decir que, con un tamaño tan corto, hay razones para ser escéptico respecto a su utilidad. Sin embargo, para los especialistas en los nuevos medios, como Joël Ronez, las ventajas de Twitter son innegables: “En primer lugar, es muy sencillo de utilizar. Además, puede exportarse: usted puede por ejemplo twittear desde su teléfono móvil”. Y, lo más importante de todo, es un servicio gratuito: “Puede darse cita con miles de personas al mismo tiempo sin abonar un solo céntimo”.
En consecuencia, no es de extrañar que los partidos políticos se hayan interesado por este sistema, a través del cual pueden tener informada a la militancia sin coste alguno. En los Estados Unidos, los candidatos para las elecciones presidenciales llevan mucho tiempo logrando extraer beneficio de las redes sociales. Barack Obama cuenta con 50.000 suscriptores a su cuenta de Twitter [N.de DaGOr: es este mismo instante son más de 55.000 y continua aumentando la cifra]. Los fans del candidato quedarán decepcionados: en ella se da la opinión de los expertos y no sus propias observaciones personales, a diferencia de lo que sucedía con Benoît Hamon… Pero al menos el sistema hace posible divulgar rápidamente las cifras de los sondeos o la información de las últimas encuestas sobre intención de voto. Y, sobre todo, ha facilitado la recaudación de fondos para el senador demócrata.
Al otro lado del Atlántico, el éxito es tal que Twitter ha organizado recientemente un debate sobre nuevas tecnologías entre los representantes de los dos aspirantes a la Casa Blanca, Barack Obama y John McCain. Un enfrentamiento reducido a slogans de 140 caracteres…
En Francia todavía está lejos de cosechar el mismo éxito. Creado en marzo de 2006 en San Francisco, Twitter actualmente censa sólo unos 6.000 usuarios en “L’Hexagon” [Francia es conocida como el hexágono, N. de DaGOr] una gota de agua entre los dos millones de franceses que utilizan Facebook. Entonces, ¿cuál es su interés? En primer lugar, la velocidad a la que permite propagar la información. “Tres millones de mensajes son publicados diariamente en Twitter”, apunta Nicolás Vanbremeersch, alias Versac, uno de los bloggers políticos más populares de Internet. “Es una centrifugadora que gira muy deprisa, con muy poca gente”. Por otra parte, consciente de los límites de la Red, Versac (Versac.net) acaba de anunciar un alto en la publicación de su blog, discutiendo el fenómeno de la “blogoinfluencia”.

La mayor parte de los miembros de Twitter son en realidad líderes de opinión, porque la inmensa mayoría poseen ellos mismos su propia red de envergadura. Dagrouik es el autor del blog Intox2007.info, y partidario de la política de Benoît Hamon. “Un día –cuenta- ví a un miembro de la UMP que decía algo absurdo por televisión. En un segundo se lo dije a mis amigos en Twitter y lanzamos una movimiento masivo contra él a través de nuestros blogs”. Esta rapidez puede ser suficiente para crear el “zumbido” en la web. Pero esto no es todo. Al igual que otras redes sociales, Twitter permite a los políticos acercarse a sus electores.
Philippe Juvin, alcalde de la Garenne-Colombes (Hauts-de-Seine) y secretario nacional de la UMP responsable de federaciones profesionales, ha sido uno de los primeros políticos en unirse a Twitter. Para él, “se trata de uno de los instrumentos indispensables para la cercanía política”. Hortense Arenque comparte su opinión. Esta candidata del Modem en Loiret para las legislativas de 2007 utilizó Twitter para hablar de sus acciones durante toda su campaña. “Estaba en una de las circunscripciones más amplias de Francia, no podía llegar a todos los rincones. Las redes sociales me permitieron mantener un contacto directo con mis conciudadanos”. Por el momento, Hortense Arenque no ha ganado las elecciones.
¿Acabará por desarrollarse esta tendencia? “Esto corre el riesgo de popularizarse”, sentencia Joël Ronez. “Desgraciadamente, en política, todo se queda en una estrategia de comunicación. En estos casos, mostrar lo que se hace es más importante que hacerlo verdaderamente …”

Artículo original (en francés): Twitter, la nouvelle arme des politiques

Autora: Marie Maurisse (diario Libèration)

Traducción propia – Cualquier corrección o aclaración será agradecida (mi francés es pésimo xD)

Read Full Post »