Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘La Razón’

Ministros mediáticos, sí, y además, en varios sentidos. En primer lugar, el evidente: las primeras planas y las editoriales de los principales diarios del país, así como los principales minutos en radio y televisión, son ocupados hoy por las fotografías y nombres de los componentes de la nueva plantilla ministerial.

En segundo lugar, y en realidad con no menor grado de obviedad, están las razones que han movido al presidente Zapatero a decidir la mayor parte de los nuevos nombramientos. Y esas razones han sido, fundamentalmente, de índole mediático: dar que hablar, aparecer en la tele, acaparar los titulares y, sobre todo, mostrarse un presidente transgresor, amante incondicional del “por primera vez en la democracia”.

Y esto no lo digo yo, no me lo invento, lo manifiesta veladamente el propio ZP cuando reconoce que con la composición del nuevo gabienete ha querido hacer “pedagogía” social, es decir, presentar un ejemplo para los ciudadanos. Ahora veremos qué clase de ejemplo.

Los medios, encantados de recibir las noticias servidas en bandeja de plata, han recogido de inmediato el guante del presidente, dedicando lugar preferencial a criticar (y también alabar, aunque los menos) los nuevos nombramientos. No crean que le ha salido el tiro por la culata al presidente, todo lo contrario. Qué hablen de mí – es la máxima del márketing publicitario -, aunque me pongan a caldo.

Veamos lo que han dicho algunas de las principales cabeceras nacionales:

  • EL MUNDO:

Salen en portada con un titular bastante incendiario, que no duda en criticar la vanagloria del presidente dando a entender que Zapatero “alardea” y “presume” de esa “pedagogía social” y ese “predicar con el ejemplo” que mencionaba antes.

Más allá de que las formas de El Mundo sean o no las correctas, debo admitir que en lo esencial estoy de acuerdo con sus afirmaciones a este respecto, ya que el cariz “modernizador” (palabra talismán que siempre ha gustado a los progres de la chaqueta de pana) que ha imprimido el presidente en este nuevo gabinete tiene mucho de hipócrita y de “bienqueda” y poco de eficiencia y méritos políticos.

En opinión del diario – y también en la mía -, es demasiado evidente la antedicha intencionalidad, sobre todo en dos de los nombramientos. El primero, el de Carme Chacón, primera mujer al frente de Defensa en la democracia (a pesar de su nula experiencia en la materia), que aporta al Gobierno un importantísimo tirón de cara a la opinión pública, ya que se trata también de la primera mujer que dará a luz en ejercicio de una cartera ministerial.

Y el segundo, el nombramiento de Bibiana Aído, minisistra más joven de la democracia, primera que – como apunta El Mundo – es “nacida en libertad”, es decir, que no ha visto el régimen de Franco más allá de Cuéntame. A la buena imagen ante la sociedad que ya da su juventud contribuye también el puesto que está llamada a ocupar. Y es que Aído será la máxima responsable de uno de los nuevos minsterios, el de Igualdad, que ya de por goza de una excelente aceptación entre la ciudadanía.

  • EL PAÍS:

Destacan el papel de Miguel Ángel Sebastián en el nuevo Gobierno, lo que en opinión del diario sería la devolución del favor que hizo a Zapatero presentándose a las elecciones para el Ayuntamiento de Madrid frente al imbatible Gallardón.

No sólo ha entrado en la lista como ministro de Industria. Además, ha ido acompañado de dos mujeres de su confianza: Cristina Garmendia y Beatriz Corredor, que se encargarán del nuevo ministerio de Ciencia e Innovación y de Vivienda. Le ha recuperado para la primera línea política en una vertiente muy importante para el presidente: las estrategias económicas de futuro.Su opinión también ha sido decisiva a la hora de dibujar el nuevo organigrama ministerial.

Además, coinciden con El Mundo en señalar la juventud de la nueva ministra de Igualdad. En concreto, a Bibiana Aído dedican el artículo titulado “Papá, me van a nombrar ministra”, con un tono general de justificación de sus méritos y de apoyo a su elección.

Por otro lado, ponen de manifiesto la confrontación de poderes entre Miguel Sebastián y Pedro Solbes, que parece inevitable en el plano de la política económica, por el hecho de que el presidente ha demostrado escuchar el criterio de ambos (sin ir más lejos, la polémica medida de los 400 euros parte de una idea de Sebastián). Por último, resulta interesante también la breve entrevista a Jesús Caldera que ofrece el diario en sus páginas interiores, en la que el ex ministro trata de dejar claro que entre el presidente y él no hay ningún tipo de problema y que, simplemente, le ha sido encomendado un nuevo cargo en la formación ideológica del partido.

  • ABC:

De este diario me conformo con destacar el titular de portada “Zapatero confía los nuevos retos de su Gobierno a ministras inexpertas”. Evidentemente, la afirmación hace referencia a la elección de Cristina Garmendia y Bibiana Aído, ambas escasamente experimentadas, para ocupar sendos puestos al frente de los dos ministerios de nuevo cuño, Ciencia e Innovación e Igualdad, respectivamente. Se trata de dos organismos nuevos en los que el presidente ha declarado confiar y en los que reposa la esperanza de la “modernización” anunciada.

Sobre el primero recaerán competencias que hasta el momento eran propias de Educación, como la gestión de las universidades. En esas circunstancias, se trata evidentemente de un ministerio de cierto peso, que tal vez le venga grande a la socialista vasca. Con un poco de maldad, cabría sugerir que su elección haya podido deberse a la necesidad de Zapatero de terminar de cubrir el cupo vasco (recuerden que Javier Rojo y Ramón Jáuregui ya engrosaron esa lista) y de aumentar la nómina de mujeres de cara a alcanzar la discriminación positiva perseguida.

  • La Razón:

Sin apartarse de su línea habitual, La Razón se ha mostrado hoy el periódico más crítico con la elección del los nombres del nuevo gabinete, que califican de “un equipo de riesgo por nombres y estructura”, fundamentalmente por tres razones:

Uno, la desaparición del Ministerio de Agricultura, cuyas competencias pasan a una cartera que recibe el nombre de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Marino, lo que en el mundo agrario se ha entendido como «una declaración de guerra».
Dos, la anexión del departamento de Asuntos Sociales en un macroministerio que asume la política social, la educativa y la de juventud. Muchos pensaban que el desarrollo de la ley de dependencia merecía por sí misma una cartera.
Y tres, la creación del Ministerio de Igualdad, que aun entendiéndose como un gesto político de carácter pedagógico, se acoge con reserva al entender que no desarrollará una política transversal. Sus competencias son limitadas y eso ha causado malestar.
Eso, por no hablar de la sorpresa tanto en el PSOE como en las organizaciones de mujeres el nombre de la ministra, una jovencísima andaluza de 31 años, vinculada a Manuel Chaves, pero sin predicamento en el mundo de la igualdad y el feminismo. «Es nuestra gran apuesta. La igualdad es la esencia de nuestro proyecto político, si fallamos en esto, fallamos en todo», decía ayer un destacado miembro del Ejecutivo.

También, coincidiendo con otros diarios y conmigo mismo, pone en duda las razones del nombramiento de algunos de los componentes de la nueva plantilla, especialmente Carme Chacón, que parece llamada a dar que hablar en los próximos meses, independientemente de lo bien o mal que desempeñe su cargo.

Además, llama la atención la observación, bastante atrevida y acertada, de que

El nuevo Gabinete no podía ser exactamente paritario, dado que no hubiera sorprendido a nadie y, sin embargo, llama la atención que haya más mujeres que hombres. Hace falta que ese 60-40 se mantenga en los segundos y terceros niveles. Quizás para eso haya creado el Ministerio de Igualdad.

  • Público:

Nada sorprendentemente, el diario que dirige mi admirado Ignacio Escolar se mantiene neutral, e incluso tal vez más cercano a la adhesión al criterio gubernamental. En otras palabras, el componente de crítica que muestran es escaso, tal vez considerablemente menor de lo que quisieran algunos de sus redactores y el propio director.

¿Por qué digo esto?, se preguntarán. Pues bien, mi teoría es que Público ha asumido el compromiso de no hacer el juego a la prensa conservadora, que no va a dudar en ningún momento en descalificar y desacreditar las acciones del Gobierno socialista con la evidente intención de producir un desgaste conducente a una hipotética victoria del Partido Popular en los comicios dentro de cuatro años o, más a corto plazo, en las elecciones autonómicas de diversas comunidades donde a priori los aventajan los socialistas.

El contrapeso a este tipo de publicaciones – entre las que evidentemente se enmarcan El Mundo, ABC y La Razón -, no puede sino partir de los diarios progresistas, bandera que desde su fundación enarbola Público y con la que ha de ser coherente incluso, en algunos momentos concretos, a su pesar. Porque, desde luego, no duden que a los profesionales del diario les encantaría poder dar mañana la noticia de que José Luis Rodríguez Zapatero encabeza las manifestaciones por la Tercera República y lleva al Parlamento lo que cientos (tal vez miles) de personas reclaman en las calles.

Algo más crítico se muestra el director del diario, el ya citado Escolar, en su blog, donde sumariza con bastante acierto las que, a su juicio, son las seis claves del nuevo Gobierno:

1- ¿Por qué sale Caldera?

[…]La conversación donde Zapatero le anunció a Caldera que dejaba de ser ministro no fue breve. Hablaron durante dos horas. Para el presidente tampoco tuvo que ser fácil. Si se hace una regla de tres con Suresnes y el congreso del PSOE del año 2000 como marco, Zapatero es a Caldera como Felipe a Guerra. Hace ocho años, en aquel congreso donde el presidente alcanzó el liderazgo socialista, el ahora ex ministro fue su principal aliado. La relación entre ambos se enfrió después, tras la victoria de 2004, pues Caldera aspiraba a una vicepresidencia que nunca llegó. Sus rivales dentro del partido y del Gobierno, que no son pocos, han cuestionado su gestión, aunque critican más la comunicación que lo que en efecto ha hecho.

[…]a Caldera no le espera el destierro. Tiene por delante una tarea a la que el presidente, con razón, concede mucha importancia: crear un think tank socialista que rivalice con la FAES del PP. Hasta ahora, las fundaciones del PSOE han servido más de despachos para viejas glorias que como fábricas de ideas.

2- ¿Por qué sigue Magdalena Álvarez?

La única ministra de Fomento reprobada por el Congreso sigue al frente, ni partida ni doblá. La situación económica juega a su favor, pues es prioritario acelerar la obra pública y un nuevo ministro (lo que supondría un nuevo equipo) tardaría en hacerse con los mecanismos. Además de la mediación de Chaves desde Andalucía, también la ha respaldado Pedro Solbes, que habla bien de su gestión.

3- ¿Qué papel ocupará Miguel Sebastián?

El peso en el gabinete del nuevo ministro de Industria no termina sólo en su cartera. Su influencia sobre Zapatero se ve también en el nombramiento al frente de Vivienda de Beatriz Corredor, una persona a la que Sebastián metió hace apenas un año en política.[…] Cristina Garmendia, que gestionará este nuevo ministerio, también es una persona de la confianza de Miguel Sebastián. […] Desde Industria, Miguel Sebastián, se coloca en el puesto de salida para reemplazar en futuros gobiernos, a Pedro Solbes al frente de Economía. “Habrá que poner una vela para que no haya conflictos entre ambos”, dice un diputado del PSOE.

[…] 4- ¿Por qué continúa Mariano Bermejo?

Con razón o sin ella, el titular de Justicia ha sido uno de los ministros más criticados, especialmente si se mira el poco tiempo que lleva en el cargo. De por sí, en política, esto ya es una razón para mantenerlo. Zapatero libra una batalla importantísima con el búnker judicial de la derecha y quitar a Bermejo tan pronto sería un síntoma de debilidad. Además, desde el momento en que decidió que José Antonio Alonso sería su portavoz en el Congreso, tampoco tenía otro candidato claro para el puesto. No obstante será Alonso, y no Bermejo, el que negocie con el PP el pacto por la justicia.

5- ¿Por qué Agricultura se une a Medio Ambiente?

Sigue Elena Espinosa, sale Cristina Narbona. Agricultura fagocita Medio Ambiente, y los intereses de ambos ministerios no siempre van de la mano ¿Qué primará? ¿La ecología o los regantes? Desde Moncloa aseguran que las competencias de Agricultura prácticamente han desaparecido, que lo importante ahora será la gestión medioambiental. José Blanco, el principal valedor de Espinosa, ha defendido este cambio, pues viene bien para las próximas elecciones en Galicia una ministra gallega con capacidad de inversión, como ahora tendra Espinosa.

6- ¿Por qué Carme Chacón en Defensa?

Es mujer, está embarazada y es catalana. “Sólo le falta ser negra”, bromea una persona de su entorno. En política, lo simbólico no es sólo mensaje; no sólo demuestra que algo ha cambiado, sino que también sirve para acelerar y provocar nuevos cambios. Una mujer embarazada al frente de Defensa es, por sí misma, una medida en pro de la igualdad.

El nombramiento de Chacón en uno de los ministerios más importantes, uno de los de mayor peso institucional, también tiene su mensaje interno. Zapatero la señala así como su posible delfín. En dos años, en la probable crisis de Gobierno que se producirá tras la presidencia española de la UE, Carme Chacón podría ser vicepresidenta. Zapatero parece decidido a pasar a la historia como el político español que más hizo por la igualdad entre los hombres y mujeres. Qué mejor herencia feminista que una sucesora.

Así que, queridos lectores, después de este post y el que escribí ayer espero que les hayan quedado claras las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de valorar los últimos nombramientos del presidente del Gobierno.

Eso sí, como siempre, les invito a que formen su propia opinión y no se queden con la mía o la de los medios de comunicación. Y, además, les invito también a que la compartan con nosotros dejando algún comentario con sus observaciones.

Anuncios

Read Full Post »

Otra vez no, por favor… Esa ha sido mi automática reacción esta mañana al ver la portada del diario La Razón. El PP lo ha conseguido: el terrorismo como arma política y argumento de campaña vuelve a estar en la agenda de los medios.

Si durante las últimas semanas parecía que la economía y otra serie de temas menos manidos habían reemplazado a ETA como ariete demoledor de la campaña rajoyista, era poco más que un espejismo. El propio Pizarro lanzó la primera piedra en el debate del jueves, cuando se defendió de las inquisiciones de Solbes acerca de cómo pensaba conseguir la financiación para reducir tan drásticamente los impuestos con el siguiente demagógico argumento:

“Se puede ahorrar suprimiendo el Ministerio de Vivienda, la Oficina Económica de Moncloa, la reforma del piso de Bermejo y los pagos a los terroristas de ANV”

Inmediatamente, la prensa “filopepera” se ha apresurado a recoger el testigo de Pizarro, enarbolando el hacha de la cooperación con los terroristas contra el PSOE. Eso es lo que, como vengo diciendo, ha hecho hoy La Razón en su portada:

Portada La Razón 24/02/2008

Lo más indignante, como se puede apreciar, es la fotografía escogida para ilustrar el ya de por sí sensacionalista titular “Zapatero no se arrepiente de negociar con ETA y dice que no pedirá perdón”.

Qué sutileza, qué fina ironía la de La Razón. Un Zapatero socarrón señalando con el dedo al lector y burlándose; el Presidente del Gobierno riéndose abiertamente del engaño en el que, según el PP, mantiene impunemente a su electorado.

¿Quién se está riendo de quién? ¿Zapatero de los españoles o La Razón de sus lectores?

Read Full Post »