Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Fotoperiodismo’ Category

Ya escribí en otra ocasión en este mismo blog acerca de manipulación fotográfica. Aquella vez me interesaban, sobre todo, los antecedentes de esta práctica y cómo ha sido utilizada a lo largo de la historia. Y es que, como ya dije entonces:

este oficio de dudosa licitud que es la manipulación fotográfica se remonta a muy antaño, concretamente a los años 60 del S.XIX, sólo unas décadas después de que Niepce creara la primera fotografía en 1814.

Es fácil imaginar que una disciplina con tan amplio background como esta ha dado origen a un gran número de fotomontajes históricos, tan controvertidos como esenciales para comprender la parte de nuestro pasado que nos quisieron negar o transmitir desfiguradamente. Matthew Moore, en un artículo para el británico diario Telegraph, rescataba ayer de la memoria veinte de estas imágenes memorables. No he podido resistir el deseo de traducir y mostrarles la introducción del artículo y cuatro de las fotografías que me han resultado más interesantes:

La manipulación fotográfica, antaño reservada a tiranos y perturbados avistadores de OVNI’s, es una práctica cada vez más extendida.

Con software de edición fotográfica cada vez más sofisticado e Internet posibilitando una distribución instantánea, nunca había sido tan sencillo crear y difundir imágenes trucadas.

A continuación les presentamos veinte de las más impactantes, interesantes y controvertidas de estas fotos falsas, la mayoría tomadas en los último cinco años.

Algunas fueron creadas por diversión, algunas para engañar, mientras que otras fueron intentos de reescribir la historia.

Y aunque se ha culpado a la credulidad de internet de hacer posible el florecimiento de fotos trucadas, muchos de los montajes que les presentamos fueron en realidad destapados por blogueros después de haber sido distribuidos por los medios de comunicación tradicionales.

[…]

2) Turismo en las Torres Gemelas

Este montaje emergió en internet semanas después del 11-S. Aunque un análisis racional de la imagen saca inmediatamente a la luz sus defectos (¿cómo es posible que el turista no escuchase el avión?, ¿cómo pudo sobrevivir la cámara?), el horrible escenario y la crudeza de las heridas ingfligidas en la sociedad americana dotaron a la fotografía de una fuerte carga emocional.

A raíz de este montaje se desató todo un torbellino de parodias protagonizadas por el mismo turista en muchas más situaciones absurdas.

[…]

10) Bush y el libro del revés

Esta foto de George W. Bush sujetando un libro de ilustraciones al revés durante una visita a un colegio hizo las delicias de algunos de los oponentes del presidente republicano y ayudó a fomentar su imagen bufonesca.

Pero las fotografías que la prensa tomó del evento en el año 2002 revelan que el señor Bush sujetaba el libro correctamente – los falsificadores simplemente utlizaron software de edición para rotar la portada.

[…]

13) Los esqueletos gigantes de la India

La Sociedad National Geographic aún recibe quejas por esta foto, que fue publicada en un periódio indio en 2007 para apoyar un artículo acerca del descubrimiento de unos restos de seres humanos gigantes por parte de los aqueólogos de la Sociedad.

La foto, que fue creada como una broma a raíz de un concurso de edición fotográfica, había estado circulando en blogs y sitios web conspiratorios durante muchos años.

[…]

18) Si Fidel Castro fuera Hitler

Cuando esta foto del líder cubano con un lustroso pelo negro y un bigote al más puro estilo Hitler fue publicada en un diario cubano, el pánico invadió a los oficiales comunistas, que se apresuraron a recorrer la isla incautando las copias antes de que pudieran ser vendidas.

Aunque los detalles exactos sobre lo que sucedió aún no han sido esclarecidos, parece ser que la foto de portada fue digitalmente manipulada por un miembro anticastrista del periódico Granma.

Vía“Doctored photos: 20 memorable picture fakes”

Traducción libre

Anuncios

Read Full Post »

Parece que hoy en día una buena fotografía no puede conseguirse sin la intervención, en mayor o menor medida, del doctor Adobe y su herramienta Photoshop. Los fotógrafos de la vieja escuela, los de toda la vida, se quejan de que los nuevos profesionales del sector han convertido el oficio en algo mecánico: da igual cómo tires las fotos, ya arreglarás el estropicio en el ordenador.

Sin embargo, esta es sólo una de las críticas que pueden dirigirse al retoque fotográfico y, sin duda, una de las más inocentes y bienintencionadas (al fin y al cabo, sólo se pretende un “back to the basics” o vuelta a los orígenes de la fotografía) Mucho peor es cuando el retoque se hace con intenciones manipuladoras, para alterar la verdad de una información en favor de intereses políticos o particulares, o con el ánimo de lucro en mente.

Seguro que al lector le vienen cientos de ejemplos a la cabeza. A mí, de repente, me asaltan al menos estos:

  1. La foto “trucada” de Aznar que se le coló (o no) a la SER en el index de su web el pasado 18 de marzo
  2. Foto trucada

    Foto original

  3. La foto retocada de Javier Arenillas que ha ganado la última edición del Fotocam, generando una enorme polémica en el gremio.
  4. La foto trucada que usó China para justificar ecológicamente el tren del Tibet
  5. La fotos manipuladas de la muerte de un niño palestino en brazos de su padre durante un tiroteo israelí en la franja de Gaza

Supongo que a estas alturas, sabedores de que este tipo de prácticas están a la orden del día, nadie se ha sorprendido de ver estos ejemplos que les he mostrado. Lo que quizá les sea un poco menos familiar es saber que este oficio de dudosa licitud que es la manipulación fotográfica se remonta a muy antaño, concretamente a los años 60 del S.XIX, sólo unas décadas después de que Niepce creara la primera fotografía en 1814.

Ahora bien, con el advenimiento de las cámaras digitales de alta resolución, de ordenadores personales muy potentes y de programas software de edición fotográfica sofisticadísimos, la manipulación digital de imágenes se ha convertido en algo mucho más común que por aquel entonces. Suele decirse que la mayor razón para aprender Historia es poder analizar los errores del pasado para no volver a cometerlos. Parece que en este tema de la manipulación de imágenes la picaresca y el ganarse el pan – digo pan, como podría decir premios de fotografía, guerras, etc. – priman sobre la erudicción histórica de los “profesionales” que se prestan a llevar a cabo una distorsión de la realidad que bien hubiera podido adjudicar Descartes a algún genio maligno de nuestros sentidos.

Y no es que yo haya decidido convertir este blog en uno dedicado a la Memoria Histórica – ese es un terreno que otros ya han enfangado en un afán por despertar el dormido y falaz espectro de las “dos Españas” -, pero he pensado que a lo mejor puedo contribuir a corregir esta grave patología que afecta a la fotografía actual haciendo una prospección arqueológica de la red en busca de los dinosaurios de la manipulación fotográfica.

Esto es lo que he encontrado:

A partir de ahora, ya saben, desconfíen de lo que les muestran sus sentidos, ¡¡especialmente si es a través de una fotografía!!

Read Full Post »