Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2008

Read Full Post »

Es bien sabido que en tiempos de crisis se agudiza el ingenio, aunque sólo sea como exigencia del propio instinto de supervivencia y conservación individual. No es de extrañar, por lo tanto, que los programas de televisión, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, estén atravesando una fase de agudeza sarcástica, no totalmente desconocida, pero si intensificada.

Es el caso de la mítica serie Los Simpsons, que empieza a recuperar la frescura de sus buenos tiempos con escenas impagables y llenas de controversia, pero también es el caso de la irreverente serie de animación estadounidense Padre de Familia, que ha saltado con fuerza a los medios de comunicación de medio mundo gracias a – o por culpa de – la polémica que ha desatado uno de sus frecuentes guiños humorísticos a la actualidad. En palabras del diario El Mundo, “su último exceso tiene forma de pin, pide el voto para el tándem de candidatos republicanos John McCain y Sarah Palin y ha escandalizado a algunos espectadores por el lugar en el que se localiza: un uniforme del ejército nazi”. No creo que haga falta añadir nada más. Bueno, si acaso el vídeo…

Otra grabación más larga, con crítica a la política exterior estadounidense y la guerra de Irak incluida, la pueden encontrar en Metacafé. A destacar este fragmento de la conversación:

STEWIE: Un momento. ¿Alemania está fabricando armas de destrucción masiva? ¿Y cómo es que América no ha venido a patearles el trasero?

BRIAN: No lo sé. Tal vez porque ellos no tienen nada de PETRÓLEO.

STEWIE: Oooohh, clap, clap, clap, clap, clap¡¡

Pero dejemos por un momento la ficción televisiva norteamericana. Aunque parezca mentira, también en España asistimos a un renacer del humor más guerrillero y combativo. Al menos eso nos lleva a pensar la impagable imitación de Mariano Rajoy y sus acólitos de clase alta-alta++ con la que nos ha sorprendido la gente de El Hormiguero. Las imágenes no tienen desperdicio:

Por cierto, con todo esto me viene a la mente un artículo interesantísimo que he leído esta mañana en Soitu y no quiero dejar de recomendarles:

“Razones por las que España no hace una ficción televisiva tan ‘buena’ como EE.UU.”, por Luis Murillo Arias

Read Full Post »

A algunos les ha costado reconocerlo, pero al menos parece que el diagnóstico ya está claro: el sistema financiero mundial se encuentra inmerso en una grave crisis, que arrastra a la gran mayoría de los sectores productivos y presenta un correlato dramático para la economía de las familias. La hasta hace poco inesperada y ahora tan cacareada “quiebra del capitalismo” ha traído consigo un sinfín de preocupaciones para los ciudadano de a pie, incluso para los más izquierdistas, que en otras circunstancias hubieran recibido con alborozo la culminación de las profecías de Marx y Engels.

Sin embargo, incluso a los optimistas les resulta hoy difícil encontrar motivos para la celebración, al encontrarse con que indicadores tan cotidianos como el encarecimiento de la cesta de la compra o la pérdida de valor de las viviendas invitan a pensar en la moderación y en el ahorro, en dejar para el futuro los caprichos innecesarios y apretarse el cinturón, recurriendo al ingenio, los outlets y las marcas blancas como armas de una batalla cada vez más dura por pagar la hipoteca y llegar dignamente a fin de mes.

[…]

Resulta que, cuando por fin el Gobierno ha admitido la existencia de la crisis, los medios de comunicación han vuelto a subir otro peldaño en la escalada terminológica. Lo que antes era una situación económica crítica, ahora está más cerca de ser un devastador fenómeno meteorológico (”tormenta”, “tsunami”, “terremoto”), una catástrofe de corte apocalíptico (”debacle”, “colapso”, “derrumbe”), un “crack“, un “crash” o algún otro tipo de estallido onomatopéyico alarmante y suficientemente sobrecogedor. Ningún diario quiere perder la oportunidad de escribir con letras de oro esta nueva página de la Historia, y ningún periodista la ocasión de firmar los reportajes a los que, en el futuro, acudirán los estudiantes y académicos en busca de información sobre la crisis internacional de 2008.

Ahora bien, lo que los grandes empresarios de la comunicación no parecen intuir son las consecuencias más cercanas que esta debacle sensacionalista puede desatar. La gran mayoría de los economistas coinciden en afirmar que la luz al final del túnel se verá cuando los agentes económicos recuperen la confianza: los bancos prestarán dinero otra vez, los inversores volverán sus miras a la Bolsa, se reactivará el consumo de las familias… Y no es precisamente que los medios de comunicación contribuyan con sus hipérboles y sus excesos a crear este necesario clima de certidumbre, sino más bien todo lo contrario, ya que no se muestran dispuestos a renunciar a la espectacularidad y el dramatismo a pesar de la petición explícita del Gobierno y de que a muchos les va la vida en ello

[…]

—————————————-

El artículo completo en la sección Medios de la revista Tinta Digital

Read Full Post »

Si pensaba que ya lo había visto todo en materia de spots con referencias a la crisis económica, estaba muy equivocado. Seguro que no se esperaba algo como lo que han ideado los creativos de Shackleton para anunciarse como una empresa de organización de eventos de cara a las fiestas de Navidad.

MÁS INFO EN LA WEB DE LA CAMPAÑA

¿Celebrarás tu fiesta con Shackleton, sin pensar en el presupuesto, ahora que estamos en crisis? Después de ver este video, puede que sí. Esa es la idea que está detrás de la campaña. Una obra maestra del márketing viral que va a dar la vuelta a las pantallas de medio mundo. El riesgo: que la marca se termine perdiendo por el efecto vampiro del anuncio sobre el anunciante. ¿Sucederá que este spot de dentadura draculesca acabe mordiendo a sus creadores? Juzguen ustedes mismos.

Todo se va a la mierda, que más me da

mientras pueda celebrar la fiesta de Navidad.

La crisis ha llegado

los bancos hacen aguas

me están lloviendo hostias

y no tengo paragüas.

Todo se va a la mierda, que más me da

mientras pueda celebrar la fiesta de Navidad.

Yeehee¡¡¡ Ohohoh¡¡¡ Gin tonic¡¡¡¡

Yeehee¡¡¡ Ohohoh¡¡¡ Whisky DIC¡¡¡

Fundamos el presupuesto

como si no hubiera un mañana

aunque veamos brokers

saltando por la ventana.

Se hunde la Bolsa

me sube la hipoteca

que malita está la cosa

sólo me queda la discoteca.

Todo se va a la mierda, que más me da

mientras pueda celebrar la fiesta de Navidad.

Yeehee¡¡¡ Ohohoh¡¡¡ Gin tonic¡¡¡

Yeehee¡¡¡ Ohohoh¡¡¡ Whisky DIC¡¡¡

Read Full Post »

No sólo de PRISA y Mediapro vive el panorama mediático nacional. También la derecha política española tiene sus medios de comunicación afines. En el ámbito de la prensa, donde el reparto de audiencias resulta más equitativo que en televisión, apenas resulta necesario citar los nombres de las cabeceras que basculan hacia un lado u otro de la balanza, pues es ya de dominio público la adscripción ideológica de los principales diarios. Sin ir más lejos, ciertos quiosqueros –entre la ironía y el pragmatismo- distribuyen las publicaciones en sus baldas siguiendo un riguroso orden de izquierda a derecha, en el que la correlación más habitual corresponde al esquema: Público, El País, El Mundo, ABC y La Razón. Y no pocos suscribirían lo adecuado de la correspondencia de esta sucesión al terreno de las ideologías políticas.

La tele no está para pensar, está para pasar el rato

Cuando se trata de cadenas de televisión, la adscripción ideológica no está tan clara como en el caso de los diarios o de las emisoras de radio. Por ejemplo, ¿son Antena3 y Telecinco plataformas derechistas, izquierdistas o ninguna de las dos cosas?, ¿se decantan Cuatro y La Sexta por el presidente Zapatero de un modo descarado, o reparten candela a todos por igual? Ambas son preguntas condenadas a quedarse sin respuesta, ya que el carácter eminentemente de entretenimiento y ocio que envuelve al mundo televisivo actúa a modo de cortina de humo que cubre los posicionamientos ideológicos de las cadenas.

[…]

—————————————-

El artículo completo en la sección Medios de la revista Tinta Digital

Read Full Post »

Autor: J.R.Mora

El grupo PRISA, y más concretamente el diario El País, su buque insignia, últimamente no paran de sumar enemigos a su ya de por sí extensa lista de desavenencias. Empezando por la blogosfera afín a Izquierda Unida, hasta llegar a José Miguel Contreras (consejero delegado de La Sexta), pasando por José Luis Garci, Javier Pérez de Albéniz (de Soitu.es), varios redactores de la conocida web progresista Rebelión.org, José María Izquierdo (director de los informativos de Cuatro) o Paolo Vasile (consejero delegado de Telecinco), son decenas las voces que se alzan contra las desinformaciones y manipulaciones que, en su opinión, se han producido recientemente en el diario generalista más leído de nuestro país.

Autor: J.R.Mora

Todo ello sumado al descenso del número de lectores y la pérdida de rentabilidad que el propio consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, ha admitido y a las insinuaciones que apuntan a que la afinidad mantenida con el Gobierno de Zapatero en los buenos tiempos se está viendo socavada tras la irrupción de Público y La Sexta en el panorama mediático nacional y tras las divergencias de criterio respecto a la denominada “guerra del fútbol”, configuran un panorama poco halagüeño para el que desde la Transición ha sido el grupo mediático más poderoso de España.

[…]

—————————————-

El artículo completo en la sección Medios de la revista Tinta Digital

Read Full Post »

Traducción para monolingües:

(Día de las elecciones, 2008)

(cartel del abuelo Simpson: “A mí todavía me gusta Ike”. Se refiere a Eissenhower)

(Colegio electoral)

HOMER: Hola, quisiera votar por el presidente, gobernador o cualquier otro que pueda reducir los fondos para parques y bibliotecas

ANCIANO: Utilice la máquina número 3

HOMER: No quepo¡¡

ANCIANO: Use la de tamaño doble¡¡

HOMER: Wow, una máquina de votar electrónica.

(pulsa en la pantalla)

MÁQUINA: Un voto para McCain. Gracias.

HOMER: Jajaj, no. Yo quiero votar por Obama

(vuelve a pulsar)

MÁQUINA: Dos votos para McCain

HOMER: ¡Eh! ¡Vamos, es la hora del cambio!

(vuelve a pulsar)

MÁQUINA: Tres votos por McCain

(pulsa compulsivamente)

HOMER: No, no, no

MÁQUINA: Seis votos para el PRESIDENTE McCain

HOMER: Eh, ¡yo no le he dado esos votos a McCain! ¡Esta máquina está trucada!

(la máquina absorbe a Homer)

HOMER: Debo decírselo al Presidente McCain

(sigue absorbiéndole)

HOMER: Estas cosas no suceden en América. Tal vez en Ohio. ¡Pero no en América!

(sale un charco de sangre y Homer es expulsado de la cabina)

(pegatina que le pone el anciano en la cabeza: “Yo he votado”)

Read Full Post »

Older Posts »