Feeds:
Entradas
Comentarios

presentadores_bigEl dilema deontológico que esta aparición reiterada de periodistas como prescriptores publicitarios plantea es evidente. Sin ir más lejos, acude rápidamente a la memoria aquella ocasión en que TVE pidió la retirada de un anuncio en el que la conocida presentadora Ana Blanco destacaba las virtudes de un vehículo de Seat con la sintonía de los informativos de la cadena de fondo, a pesar de haber autorizado previamente su utilización. El ente público alegó que, en un principio, consideraban que el sonido “iba a quedar más diluido, como si fuese el de la radio del coche”.

En cualquier caso, la pregunta sigue en el aire: ¿es ético que el rostro de un informativo protagonice un spot publicitario?

[...]

—————————————-

Pueden leer el texto completo de este extracto de la entrevista en la sección Medios de la revista Tinta Digital

Circo Mediático 2×03

Continúa la segunda temporada de ‘Circo mediático‘, una vez más con la intención de sacar a la luz todas esas noticias del mundo de la comunicación de las que normalmente no podemos enterarnos por los medios tradicionales.

Esta semana traemos la segunda edición de la sección ‘Cine y periodismo’, en la que J.M. Blanco nos acerca a los clásicos del cine desde el punto de vista de la comunicación y sus dilemas deontológicos. Y, como no, una vez más la sección ‘Cito textualmente‘ y la sección de ‘Cine en los medios‘, que nos trae la deconstrucción de la crítica cinematográfica de la mano de Olivia Mora-Rey.

Damas y caballeros, niños y niñas. ¡Pasen y vean! ¡Comienza la función!


diego_bigEl primer sentimiento que Diego Areso Nieva, jefe de diseño del diario Público y autor del blog Quinta Tinta, nos confiesa al llegar a la Universidad Carlos III de Madrid – en cuyos estudios de radio se lleva a cabo esta entrevista para el podcast Circo Mediático – es un sentimiento de nostalgia. Y es que este periodista de formación, que reconoce haberse iniciado en los enigmas del diseño por unas clases de QuarkXPress impartidas a escondidas en sus tiempos de estudiante, fue durante el curso pasado profesor asociado de la asignatura de Diseño y Edición de Revistas y Suplementos en esta universidad. Y confiesa que lo hecha menos.

Durante el pasado 2008, Diego se incorporó al staff del “diario-que-le-da-de-comer” –peculiar perífrasis con la que suele referirse a Público en su blog- aunque todavía ni él mismo se explica muy bien cómo. “Esa misma pregunta me la hago yo muy a menudo, pero siempre que se me pasa por la cabeza estoy fuera de la redacción y no puedo preguntárselo al jefe”, bromea mientras se ultiman los preparativos de la entrevista. Tal vez sus trabajos como diseñador de revistas en el grupo Hachette Flipacchi y como director de arte del Grupo Zeta convencieron al director del rotativo madrileño a concertar aquella “comida informal” que acabaría convirtiéndose en la antesala del fichaje de Diego.

Ahora, privado de un aula en la que compartir su experiencia y conocimiento con las nuevas generaciones del oficio, se acerca a los micrófonos de Circo Mediático para mantener una interesante charla de unos treinta y cinco minutos, de la que este artículo es sólo un extracto, sobre el panorama del diseño periodístico español. Pueden escuchar la entrevista completa en el siguiente enlace.

[...]

—————————————-

Pueden leer el texto completo de este extracto de la entrevista en la sección Medios de la revista Tinta Digital

curiouscase_bigUna película larga pero que no se hace interminable, romántica sin llegar a ser empalagosa y que cuida hasta el más mínimo detalle del guión, la ambientación y la caracterización de sus personajes no tiene otro posible resultado que el de cautivar al público y resultar un éxito. Trece nominaciones a los Oscar (entre ellas mejor película, mejor director y mejor actor principal, por no hablar del casi concedido de antemano al mejor maquillaje), avalan ya la calidad de ‘El curioso caso de Benjamin Button’, uno de esos films que te hacen levantarte de la butaca con buen sabor de boca y desear que, ‘Slumdog millionaire‘ mediante, se haga con la mayor cantidad posible de las merecidísimas estatuillas doradas. Y así será si la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood juzga esta cinta de David Fincher con el mismo rasero que utilizó en 1994 para ‘Forrest Gump’, con la que, además de las ya citadas trece nominaciones, guarda una ingente cantidad de curiosas similitudes.

Y es que, como a menudo sucede en esto de la gran pantalla, no es oro todo lo que reluce. O, al menos, en este caso, se trata de oro de segunda mano, que no por haber lucido en posesión de otro dueño brilla menos en manos de su segundo propietario. ‘El curioso caso de Benjamin Button’ hereda de la película de Robert Zemeckis gran parte de los hitos argumentales que hicieron de ella una película de culto. Y no parece que se trate de una simple casualidad, como explica David Kronke en el blog The Mayor of Television:

Mientras veía el avance (de ‘El curioso caso de Benjamin Button‘), no pude evitar pensar que el guionista de ‘Forrest Gump’, Eric Roth, debería denunciar a los responsables del guión de la primera por el descarado plagio. Más tarde, aparecieron los créditos y descubrí que había sido escrita por… Eric Roth. Así que supongo que no tiene mucho sentido denunciarse a sí mismo.

El artículo completo en la sección Cine y Televisión de la revista Tinta Digital

Circo Mediático 2×02

Continúa la segunda temporada de ‘Circo mediático‘, como cada semana con la intención de sacar a la luz todas esas noticias del mundo de la comunicación de las que normalmente no podemos enterarnos por los medios tradicionales.

Para este programa traemos un completo boletín de noticias,una interesante entrevista con el jefe de diseño del diario Público y autor del blog Quinta Tinta, Diego Areso (de la que pueden leer un extracto aquí) y una edición más de la sección ‘Cito textualmente‘. Y, por supuesto, como cada semana, podrán escuchar la sección de ‘Cine en los medios‘, que nos trae la deconstrucción de la crítica cinematográfica de la mano de Olivia Mora-Rey. Damas y caballeros, niños y niñas. ¡Pasen y vean! ¡Comienza la función!

wyoming_bigAntes que nada, por si todavía queda algún despistado que no haya seguido la evolución del enfrentamiento, conviene hacer un repaso de lo sucedido. En teoría, todo arranca de la emisión, el día 31 de enero, por parte del programa ‘Más se perdió en Cuba‘, que presenta el periodista Xavier Horcajo, de un video en el que José Miguel Monzón (más conocido como el Gran Wyoming) cometía una supuesta vejación a una becaria de su programa. En realidad el enfrentamiento entre El intermedio e Intereconomía data de fechas mucho más remotas, ya que de lo contrario ni el programa de La Sexta hubiera movido ficha para poner en jaque a ‘Más se perdió en Cuba‘, ni probablemente Horcajo se hubiera tirado tan rápidamente a la piscina para, supuestamente, desenmascarar al Gran Wyoming.

En cualquier caso, diarios y bitácoras de todo signo político se aprestaron a agitar una encendida (y en algunos casos colérica) campaña de denuncia que nos dejó, casi siempre acompañados de la duda acerca de la autenticidad del video, titulares tan duros y esclarecedores como “Wyoming contra el proletariado”, “El Gran Wyoming nos muestra qué majo es detrás de las cámaras”, “La otra cara del Gran Wyoming”, “Wyoming pierde los papeles”, “Wyoming, ese gran hombre” y otros muchos que siguen por la misma línea.

[...]

—————————————-

El artículo completo en la sección Medios de la revista Tinta Digital

Congresistas twitteros en The PoliticoSegún se ha podido leer en la prestigiosa revista norteamericana Politico, algunos miembros del Congreso de los Estados Unidos no han estado haciendo bien sus deberes parlamentarios. Aunque debería serlo, esta noticia, por sí sola, no resulta nada sorprendente, sobre todo para los ciudadanos españoles, acostumbrados (tanto que ya ni nos indigna) a las constantes ausencias de nuestros diputados de las sesiones plenarias. ¿Dónde está entonces lo novedoso de esta información? Pues en que esta negligencia, lejos de responder a los patrones habituales de conducta de los políticos, es una “negligencia 2.0″. Parece que la llegada de Obama, el presidente online por excelencia, también ha cambiado las formas de escaquearse del curro en las instituciones estadounidenses.

En los últimos tiempos, ya se venía detectando en el gremio de los representantes políticos (especialmente los más jóvenes) una insuitada tendencia a establecer vías directas de comunicación con su electorado por medio de las nuevas tecnologías. Se trata, como apunta el artículo de Politico, de una forma de comunicación vertical, de abajo arriba (“up-to-the-second”) en la que el legislador de turno expone sus ideas, razones y objetivos al vulgo a menudo sin esperar respuesta o atender las réplicas.

Politicos en TwitterEn cualquier caso, exista o no la bilateralidad que nos gustaría encontrar en esta nueva forma de comunicación política, parece del todo inadecuado que los mensajes a través de Twitter o redes sociales que se dirigen a la ciudadanía se escriban en horas de trabajo, cuando en teoría los políticos deberían estar atendiendo con interés a las intervenciones del resto de la cámara o, al menos, dando la impresión de que lo hacen. En palabras de Político, “aunque puede ser positivo para la gente recibir este tipo de comunicaciones desde el terreno que parecen decir “sabemos que estáis ahí”, los mensajes también parecen sugerir que los legisladores no siempre están plenamente inmersos en su trabajo”. En incluso aventuran la posibilidad de que este tipo de envíos no sean realizados por los propios congresistas, sino por alguno de sus asistentes.

Por supuesto, como se puede leer en el artículo, los acusados han encontrado distintas formas de justificar esta irresponsable conducta. Entre otras cosas, dicen escribir en los descansos o antes de que la sesión comience, a pesar de que el contenido de los mensajes parecen indicar lo contrario. Como en todo, hay quienes ven con buenos ojos esta práctica, como Andrew Rasiej, fundador de Personal Democracy Forum, para el que se trata de un avance hacia una “mayor transparencia y participación ciudadana, que probablemente conduzca a una mejor democracia” y que está abocado a ser “la norma y no la excepción” en el futuro.

Personalmente, me quedo con la opinión de la experta en protocolo Jacqueline Whitmore, para la cual “es un poco irrespetuoso hacia la persona con la que estás”. Por ejemplo, “cuándo te encuentras en una habitación junto al presidente de los Estados Unidos y al mismo tiempo estás en Twitter, ¿cuáles son tus prioridades?”. Pues eso me pregunto yo: ¿cuáles son las prioridades de los políticos? ¿Representar dignamente a sus ciudadanos, o llevar a cabo una buena comunicación que les convenza de que lo están haciendo?

Permítanme que deje para los comentarios la respuesta a esta pregunta. Yo, sinceramente, no soy capaz de contestarla.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.